4 de diciembre de 2022

La pornografía infantil, un delito que se ha hecho muy recurrente

Cuatro años de prisión es la pena máxima por incurrir en pornografía infantil, delito que está sancionado en la República Dominicana por la Ley 53-07 sobre crímenes y delitos de alta tecnología y la Ley 136-03, que instituye el Código para la protección de niños y adolescentes.

Sometimientos
El ministerio público ha sometido a decenas de personas que han incurrido en ese tipo de delitos, incluyendo a extranjeros.

En algunos casos ya ha logrado condenas. En otros, la imposición de medidas de coerción de prisión preventiva.

El sometimiento más reciente se produjo en Santiago, donde el pasado lunes el juez Cirilo Salomón, del tribunal de atención permanente de esa jurisdicción, impuso tres meses de prisión preventiva a Johannes Wilhelm Streese Suárez, acusado de producir y comercializar pornografía infantil.

La Fiscalía de Santiago y la Procuraduría Especializada contra Crímenes y Delitos de Alta Tecnología atribuyen al imputado pertenecer a  una organización criminal transnacional dedicada a la comercialización y producción de contenido pornográfico infantil y explotación sexual de menores de edad a través de medios electrónicos.

Según la instancia de solicitud de medida de coerción presentada por el ministerio público, el acusado producía contenido pornográfico y reproducía el material a través de un sitio de mensajería en el que se comparten enlaces que conducen a los usuarios a fotografías y videos con los que se abusa sexualmente de niñas.

Condenas
Anteriormente,  en febrero del 2021, el Primer Tribunal Colegiado del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Santo Domingo Este condenó a la pena máxima de  cuatro años de prisión a Sergio Heredia, al que las autoridades le ocuparon 120 videos que muestran niños, niñas y adolescentes mientras son sexualmente abusados por personas adultas.

En abril de 2019,  el tribunal colegiado de  Puerto Plata condenó  por pornografía infantil y otros delitos, el  alemán Heinrich Christlieb,    quien fue arrestado en mayo  de ese año luego de intentar fugarse por la República de Haití hacia París, Francia, luego de tener medida de coerción. Según el ministerio público, el extranjero se dedicaba a compartir y descargar material con contenido de pornografía infantil, en  violación a las leyes.

También en septiembre de 2019,  el tribunal de Puerto Plata condenó a dos años de prisión por ese delito a José Noel Bidó Espinal y Ramón Amaury Camacho Guzmán.

En ese mismo mes,  en el Distrito Nacional  fue condenada Eridania Peña Sánchez (Clari) a dos años de prisión por incurrir en delito de pornografía infantil .

Coerción
Más reciente, en abril del 2021, el tribunal de atención permanente de La Vega impuso medida de coerción a una pareja de esposos canadienses, acusados de pornografía infantil y otros delitos sexuales contra dos niños. Los acusados fueron Adam Eric Pepper, quien fue enviado a prisión preventiva por 18 meses, y   su pareja Tracce Lynne Plett y/o Treisy Pepper,  con arresto domiciliario por el mismo tiempo, además de grillete electrónico.

La denuncia de esos delitos fue presentada por la madre de uno de los niños,  que se dio cuenta del hecho al revisar un celular que le regaló Pepper, que contenía un vídeo donde se observaba a este imputado tocar los genitales del menor de edad, según informó el Ministerio Público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *